Encuentro "Las Nuevas Experiencias"

Como cada año este encuentro profesional trasciende los ámbitos puramente profesionales para convertirse en momentos de desconexión del día a día en un escenario que nos invita a ello, a dejar a un lado nuestro quehacer diario, y a disfrutar plenamente de unos paisajes, temperaturas y gastronomía completamente diferentes.

Islandia es un país tranquilo, de una geografía dura, pero que hoy en día y gracias a la tecnología y a su riqueza energética limpia, la geotermia, permiten disfrutarla en los exteriores y descansar en los interiores de las viviendas u hoteles.


Esta tecnología nos ha permitido durante los días de estancia en Islandia un pequeño crucero por la Bahía de Faxafloi en busca de la foto de las tan ansiadas ballenas, no pudo ser, se nos resistieron, pero a todos se nos ofreció la posibilidad de volver a intentarlo otro día en una nueva salida, ánimo, Islandia no está tan lejos. No vimos las ballenas pero disfrutamos de un día casi primaveral y soleado (al estilo islandés) en la cubierta del barco. 

Este mismo desarrollo tecnológico nos permitió al día siguiente, la visita al Glaciar del Círculo Dorado, una visita imposible sin aquellos coches imparables, y después, la posterior excursión en moto de nieve, imposible también sin el súper equipamiento de alta montaña que nos proporcionaron y que todos nos colocamos sobre el equipamiento de alta montaña que ya llevábamos puesto, es lo que tiene ser Español en Islandia “en primavera”, hay que abrigarse.

Pero no todo es frío en Islandia, Los géiser (geysir como dicen ellos) pusieron un punto y aparte entre tanto hielo, y sobre todo, La Laguna Azul, ese remanso de paz y agua realmente caliente, sirvieron para recuperar todo el calor perdido y recoger algo para días posteriores.

Pero lo más importante como cada año y en cada viaje, son los momentos en los que entre todos somos capaces de compartir algo de nosotros mismos, creando con ello lazos de relación y amistad que hacen de esos mismos momentos algo inolvidable, ese es el espíritu de estos encuentros en tierras lejanas, las experiencias compartidas. Un año más y gracias al buen hacer de todos, ha vuelto a ser un objetivo cumplido.

Un abrazo y hasta el próximo encuentro.